Rebeca & Juan Manuel

Desde que empieza una boda con el momento de los preparativos, detrás del visor uno no puede anticiparse casi a ningún suceso, todo fluye como una melodía a ritmo de los clic que marca el obturador de la cámara en los oídos, mientras los nervios en la pareja empiezan a dominar la adrenalina de sus venas, en un clic están uno frente a otro como la primera vez que se vieron y al siguiente las copas ruedan entre amigos, todo es tan rápido que al día siguiente te preguntas si ha sido real o un sueño,  por eso me siento orgulloso de estar en todos y cada uno de estos momentos para captar los mejores sentimientos en imágenes que sean capaces de seguir encogiendo el estomago de emoción y derramando un poquito de esa adrenalina cada vez que pasen delante de vuestros ojos .

Y es que…    “los momentos felices deberían ser para siempre”

No hay comentarios.

Agregar comentario

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.